שֵׁ֫מַע

Este año en el mes de abril, será el cumpleaños número cuatro de mi hijo Manny, guau…

Desde antes de nacer nuestro adorable hijo, mi esposa y yo tomamos la decisión de que Manny aprendiera inglés como primera lengua, ahora es él, el que nos enseña inglés. Hay una conversación que él y yo tenemos con mucha frecuencia:

Yo: Manny, escúchame, no me estás escuchando…
Manny: Pero quiero escuchar,
Yo: pero escúchame, no me estás escuchando
Manny: pero quiero escuchar…

Es algo que se repite día a día…

Me veo al espejo y veo lo que soy, lo veo a él y muchas veces me veo a mí mismo; lo escucho a él y a veces me escucho a mí mismo… en algunas cosas me asusta… no quiero que mi hijo sea igual que yo, quiero que sea mejor en todos los aspectos; ¿qué padre no desea esto?

La palabra “escucha” proviene del hebreo “Shamá”, raíz primaria; oír inteligentemente, atender, atentamente, atento, dar oídos, discernir, entender, entendido, escuchar, mirar, obedecer, obediente, de oídas, oído, oír, (poner, prestar) atención, testigo.

Hoy hablamos mucho acerca del discipulado, de formación espiritual y de lo que queremos hacer para llegar a serlo. Usted podría estar de acuerdo o en desacuerdo, pienso que:

El discipulado y la formación espiritual inician primeramente con escuchar uno mismo a Dios y obedecerle; suena irónico pero deseamos que nuestros hijos nos obedezcan cuando nosotros como hijos de Dios no lo escuchamos o lo obedecemos a Él.
El discipulado y la formación espiritual comienzan en nuestras familias: Las escrituras del Antiguo Testamento nos señalan en el libro de Deuteronomio 6:1-9,

“Estos son los mandamientos, preceptos y normas que el Señor tu Dios mandó que yo te enseñara, para que los pongas en práctica en la tierra de la que vas a tomar posesión, 2para que durante toda tu vida tú y tus hijos y tus nietos honren al Señor tu Dios cumpliendo todos los preceptos y mandamientos que te doy, y para que disfrutes de larga vida. 3Escucha, Israel, y esfuérzate en obedecer. Así te irá bien y serás un pueblo muy numeroso en la tierra donde abundan la leche y la miel, tal como te lo prometió el Señor, el Dios de tus antepasados. 4“Escucha, Israel: El Señor nuestro Dios es el único Señor. 5 Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas. 6Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. 7Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. 8Átalas a tus manos como un signo; llévalas en tu frente como una marca; 9escríbelas en los postes de tu casa y en los portones de tus ciudades.”

La mayor parte del tiempo esperamos que la educación espiritual de nuestros hijos o inclusive la nuestra inicie en la Iglesia en la que nos encontramos o en la escuela dominical y asistimos y oímos pero no escuchamos, pero queremos escuchar; bueno ¡a veces! Lo cierto es que estamos perdiendo las promesas y bendiciones de Dios al no escuchar y hacer como Dios nos pide que hagamos.

Jesús en el NT nos dice en Marcos 12:30-31: “Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos.”

El amor en este pasaje no es solo un sentimiento, es una reacción a lo que está escrito en Deuteronomio 6:4, Ese amor debe ser manifestado con todo nuestro ser, una entrega total.

Entonces hagamos el discipulado y la formación espiritual, empezando por nosotros y en nuestra casa; memoricemos estas escrituras e inculquemos a nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos continuamente, aprovechando cada oportunidad que tengamos y no perdamos las bendiciones y promesas que Dios nos da.

“El que tenga oídos para oír, que oiga”-


Other Posts You Might Like:

Spiritual Beings and Human Experiences - Brandon Bell

Renew - Ross Thomson

No Common Man - Andres Badillo

“Our Story” - Ross Thomson

First Day at Mahaha Village Tanzania - Reid Norton

cr

cr

on the journeybaby dedication

Location
McKinney at Cardinal

101 Cardinal Drive
Denton, TX 76209

940.387.4355

map

Worship Schedule
Sunday Morning
9:00 - Worship
9:35 - Children's Church
10:45 - Worship
11:20 - Children's Classes
Wednesday Evening
5:30 - Dinner (during school)
6:30 - Passion Worship
6:30 - Celebrate Recovery
7:00 - Classes/Small Groups

Children are dismissed during the sermon to attend children's church or classes. Sunday morning adult class times vary.


More Singing Oaks Websites
youthcmccc

icon_bulletin View Worship Bulletin

icon_listen Listen to Sermons

icon_listenMember Login

icon_bulletin Resources